Enuepuyu

Si no fallaran mis esfínteres
En tratar de llegar a tus olvidos
Sería un esclavo de papel
Con mi dogal de tinta

Por suerte soy libre de ti

A lomos de este rencor vigoroso
Ya lo estoy domando

Ahora el látigo es mi piel

Cuando se disuelva en otros ojos
Te habré devuelto el olvido

Equilibrio al fin

Aqui también hay pus

Blog Widget by LinkWithin

Perseguidores de pesadillas

Bitacoros foraneos