Debería irme




Debería irme para evitar la tortura
Pero me quedo hasta gritar con mi propio dolor
Lastimando mis propios oídos
Con el propio quejido
De mi propia piel
Abandonada
Seca
Sin una tenue caricia
Avara o mezquina
De tus lejanísimas manos
(¿O garfios?)

Aqui también hay pus

Blog Widget by LinkWithin

Perseguidores de pesadillas

Bitacoros foraneos