Ventana


Que felicidad tener esta gigantesca llave
Y con ella partir el costillar de tu pecho

Que se abre como ventana

Y ver tus prados floridos
Ver tus paisajes repletos de sonrisas
Ver tus recuerdos en acuarelas

Y me gritas ¡No!

¿No ves acaso mis órganos?

Y sacas tus dedos cubiertos de sierras eléctricas
Aguerrido sonido de enjambre
Y desarmas zigzagueante el costillar de mi pecho

Que se abre como ventana

Y te muestro mi interior parquizado de miradas
Te muestro mis paisajes cóncavos de Sol
Te muestro mis recuerdos dorados de atardeceres

Y me gritas ¡No!

—¿No ves acaso tu muerte?

Y no

Solo veo mis intestinos en el suelo
Buscando los tuyos

Aqui también hay pus

Blog Widget by LinkWithin

Perseguidores de pesadillas

Bitacoros foraneos