Todos ustedes

Tu que trepas la pendiente
Encaramado a tus garfios
Tu que aferras los viejos libros
Apelmazados de llantos
Tu que esperas la espada final
De la mano de la apatía
Tu que anhelas un cuerpo de superheroe
Para escapar por el filo del segundero
Tu que lames la espalda arenosa
De la traición y la carcajada enferma
Tu que caes constantemente por el hueco
Fresco y mohoso de tu médula
Tu que desesperas al ver el hambre
Agazaparse para abrazar los niños de tus brazos

Tu no estás solo

Somos muchos
Somos más
Somos obsenas masas de carne humana
Rodando sin cesar en el infinito

Todos ustedes son mis hermanos

Aqui también hay pus

Blog Widget by LinkWithin

Perseguidores de pesadillas

Bitacoros foraneos