Flores y caramelos (a vos, ya sabés)


Y saltan flores de tus manos
Flores de tus ojos
Ejércitos de flores de colores
Se agolpan en tus labios

Colores como volutas de luz
Colores de tu mirada de noche
Verdes revoltosos, sublevados e infatigables
Broncíneos rojos en tus mejillas
Dantescos amarillos aterciopelan tu piel desnuda

Borbotones de capullos y yemas
Bullen en tus cabellos
Y flotan como gotas de miel
Orbitando a tu alrededor

Frutas y más frutas
Y enfrutecen tus manos de fragancias dulces
Y tus labios de fruta abierta y apetitosa
Me abrigan con sus primaveras
Y me olvido del frío
del olvido
me olvido de mí

Y salto como cascada hacia ti
Y viajo a tu alrededor
Sinusoide y parabólico

Y sigues brotando locamente
Y germinan puñados de caramelos
De tus pechos de azúcar
De tu lengua de almíbar
Revolotean y abrillantan el cielo
Con sus mieles
Y yo danzando con ellos
Y hay pájaros pequeños conmigo celebrándote
Y la espesa masa de amor gira pesada
Fascinada de tu voz de golosina

Y ahora manantiales mojan tu cuerpo de hoguera
Nacen cascadas de tus labios
De tus manos
De tus ojos de montaña en deshielo
Y nos refrescamos
Los pájaros
Los caramelos
Las flores
Y el prado que crece en espiral desde tus piernas

Y engordas el aire con tus efluvios de tierra fértil
Se izan
Y elevan sus balsámicas alas
Me Abrazan
Me anidan
Me entibian
Me duermen
Y me calmas como atardecer
Y me olvido del frío
del olvido
de saber que no eres mía

Y mi boca milenaria y silenciosa
Llena mi garganta de latidos violentos y sin control
Y se rompen mis cuerdas
Para transfigurar tu perfume en palabras
Tus caramelos en versos
Tus pájaros en pechos
Tus flores en deseos
Y con los más simples vocablos
De mi boca explotan un
Te sueño
Te extraño
Te quiero
Te amo.

Aqui también hay pus

Blog Widget by LinkWithin

Perseguidores de pesadillas

Bitacoros foraneos